lunes, 27 de enero de 2014

¿ME COMPRO UNA MÁQUINA DE COSER?

Durante mi larguísima "excedencia voluntaria blogueril" (vaya palabro que me acabo de inventar) una de las cosas que más ha pesado en mi conciencia ha sido el no seguir con los tutoriales para la máquina de coser.
El motivo primero y fundamental es que a pesar de que lo hacía  de manera voluntaria y altruista, puesto que en ningún momento mi intención fue ni mucho menos económica, ni buscaba tampoco ninguna publicidad en favor de alguna marca, me di cuenta de que dichos tutoriales, que tanto esfuerzo y tiempo me llevaban, podían estar siendo utilizados por terceros para provecho comercial. Y hasta ahí quiero leer...
Así que a partir de ahora, aunque intentaré poner algunos tutoriales más de máquinas de coser, serán en genérico, sin marcas comerciales, o en todo caso, citaré varias.
Y ahora ya, entremos en materia.
Me sorprende recibir correos y comentarios pidiéndome consejo sobre máquinas de coser para comprar, sobre todo porque no soy una experta ni mucho menos y además porque lo que es válido para mí puede no serlo tanto para otros.
Esta misma tarde he recibido dos comentarios (que podéis leer en las dos entradas anteriores) solicitando consejo para comprar una marca A de 800 euros o una marca B de 1800. Me he parado unos minutos a pensarlo y se me ha ocurrido que tal vez no sea sólo María la que esté  en esta tesitura. Así que te invito a reflexionar un poco para que llegues a tus propias conclusiones según tus necesidades (¡y tu bolsillo!)


Empecemos por el principio:
Esto parece obvio ¿no?.
Y entonces, ¿por qué motivo se han disparado en un nosecuantos por ciento las ventas de máquinas de coser durante la emisión de la serie de T.V "El tiempo entre costuras"? ¿Realmente necesitas una máquina o es más bien una necesidad compulsiva que pasará en cuanto nos pongan otra serie que nos haga olvidar la anterior?.
Yo particularmente, soy de las que me da por una cosa y ya no pienso en nada más  hasta que se cruza en mi camino otra que en ese momento me parece "lo más" y entonces olvido la primera por los siglos de los siglos.. Si eres como yo, te animo a que te compres una máquina, por supuesto, y que te pongas a coser cual Sira Quiroga. Pero, ¿qué tal si pruebas con una básica por si acaso.....? Las hay ahora en todas las grandes superficies,  muy bien de precio, que te servirán para saciar tu necesidad inmediata de coser (otra cosa es que el señor de la tienda tenga claro que máquina es la idónea para ti, sin tener en cuenta solamente el número de puntadas; pero eso es otra historia).
Y si eres de las que ya coses, de las que tienes tu máquina de hace unos cuantos años (30 nos decía María) o de las que tienen una nueva pero como  no es de la marca A o B o C  parece que entonces no vale... ¿Te has pensado qué echas de menos en tu máquina? ¿Quién ha dicho que no te sirve? Igual le faltan cosas pero ¿Cuántas? ¿A qué precio?

Estas preguntas me llevan al punto número 2.
Siéntate delante de tu máquina (si es que la tienes) y pregúntate: ¿Qué le faltaría a esta máquina para cubrir mis necesidades?.
Estoy segura de que si haces patchwork, estarás convencida, por ejemplo,  de que tu máquina no puede acolchar. Este es uno de los principales motivos por los que  las quilters compramos una máquina "de patchwork" como dicen algunas. Y luego resulta que te vas a casa con tu supermegamáquina de marca A, B o C y sigues acolchando a mano, porque nadie te ha enseñado a acolchar a máquina. Y es que lo que no te han contado en la tienda es que para poder acolchar a máquina, el 80% depende de ti, de que sepas como hacerlo. No te vas de la tienda con la máquina en una mano y te aparece la colcha de matrimonio acolchada en la otra.
¿Nadie te ha contado que existen prensatelas universales que se acoplan a la mayoría de las marcas convencionales y que te permiten acolchar con tu máquina de coser "normalita"?
 Déjame que adivine: la respuesta es "NO... O TE COMPRAS UNA A O UNA B O NUNCA PODRÁS ACOLCHAR".. o lo que es lo mismo: "o te gastas de 1000 a 3000 euros o NUNCA PODRÁS ACOLCHAR"..... Mi consejo es que revises  los precios de los prensatelas para tu máquina. Te sorprenderás, seguro que no te gastarías ni 100 euros en tener todo lo  necesario para que tu máquina sea tan "de patchwork" como las demás. Consulta por internet en la página de tu marca, ¡¡te llevarás una alegría!!.
Pero tal vez no era el problema el acolchado... ¿Las aplicaciones, tal vez?. es verdad, las máquinas "normalitas" no pueden hacer aplicaciones...
Espera un momento.. ¿ quieres gastarte mil euros para hacer un par de camisetas o un par de colchas de aplicaciones? ¡¡Perfecto!!!.. Pero no olvides que para esto también tienes que aprender, lo que significa más dinero en cursos, porque el distribuidor te demostrará diligentemente cómo se pone la puntada. De ahí a saber cómo tienes que hacerlo dependiendo de los hilos, del tamaño, de las telas, es cosa tuya.
Por otro lado, ¿es obligatorio usar la puntada de festón para hacer aplicaciones? Igual con un zig zag también te quedan bien o incluso mejor (puntada ésta que tienen hasta las máquinas de coser más básicas). ¿Por qué no pruebas? Creo que también te sorprenderían los resultados.

¡Por supuesto!. Mi consejo es que adquieras la mejor máquina que te puedas permitir, pero te animo a que antes de decidirte compares varias marcas; a veces la que menos esperamos es la que mejor se adapta a nuestras necesidades, no te dejes llevar por lo que ves a tu alrededor. Si hace falta, pide que te hagan demostraciones y toma nota de lo que te ha gustado y de lo que no para poder poner en una balanza los pros y los contras.
Además aunque una máquina te ofrezca muchas prestaciones ¿Cuántas utilizarás?
Tampoco pierdas de vista el objetivo final de tu compra. Valora muy bien si el dinero que vas a gastar está justificado o puedes emplearlo en otra cosa (en telas, viajes, cursos..), o si tal vez lo justificas no como un hobbie, sino como algo más profesional que te haga producir más y mejor y que vas a ir amortizando poco a poco.

No sé si te habré liado más o te habrán servido de algo mis reflexiones. No intento dar a entender que las marcas A,B o C no son mejores que otras. Por supuesto, el precio es por algo. Pero me da pena ver la cantidad de personas que se ven empujadas a comprar una máquina supercara para no sacarle partido y tenerla cosiendo únicamente costuras rectas.
Mi consejo es que saques partido a lo que tienes, hay mil maneras de hacerlo. Empieza renovando los prensatelas que seguro que te sacan de más de un apuro. Saca el manual de instrucciones y experimenta. Te aseguro que puedes hacer muchas más cosas con tu "vieja" máquina de lo que imaginas.
Y como resumen final, te dejo estos dos consejillos
             


No olvides, que esto es una opinión personal. Me gustaría saber cual es la tuya.
 ¿Me lo cuentas?


PD: Si estás interesada en sacarle partido a tu máquina, te puedo ayudar con cursos presenciales. Pronto te diré dónde y cuándo será el próximo.

jueves, 23 de enero de 2014

DERECHO CON DERECHO

En mi intención de dar un giro de 180 grados a esta aventura, empecé por el nombre.
"Derecho con derecho" se convierte en la coletilla que más repito cuando hago, escribo o enseño algo relacionado con el patchwork.
A partir de este primer paso, intento reorganizar el blog poco a poco, leyendo de aquí y de allá en un intento de hacer algo medianamente original. Es un trabajo difícil porque todo me parece ya dicho, incluso esto que voy escribiendo lo he repetido antes.
Lo que realmente me impulsa a intentarlo con más ganas es el cosquilleo que producen los comentarios, es saberte leída; saber que de algún modo alguien se alegre de "verte".
Será como empezar un proyecto...

Elegir telas,


Cortar trocitos,



Y a coser y cantar...


domingo, 12 de enero de 2014

NUNCA ES TARDE.. O ESO DICEN!

Veamos si lavándonos un poco la cara, un toquecito por aquí y otro por allí, somos capaces de seguir adelante. De momento, nuevo nombre.
El siguiente paso se verá... o no...

Besos

domingo, 2 de junio de 2013

POR UNA BUENA CAUSA

Entre el trabajo, las clases, los cursos, los niños, las comuniones, la bodas.....el blog se queda en el último lugar. Pero hoy me he esforzado especialmente para hacer esta entrada, la ocasión lo merece.

Ya sabéis que el próximo 8 de junio se celebra el día internacional de tejer en público.

En Cuarto de costura aprovechan la ocasión para colaborar con la ONG "panes y peces", de manera que esta divertida actividad se convierta, además en algo útil.

Tenéis toda la información aquí.


Se trata de comprar unas lanas (cuyo importe irá a parar a la ONG) y tejer unos cuadradillos de 15 x15 cm para ese día confeccionar mantitas para bebés.

Yo he colaborado comprando unos ovillitos y buscando a quien los pueda tejer.... Yo soy bastante novata y aunque le pongo todo mi empeño, se me va mucho tiempo en hacer un par de vueltas.

Veremos si soy capaz de terminar si quiera el primer cuadrito que he empezado :(

Os animo a colaborar, me parece que el esfuerzo bien merece la pena.¡Hasta pronto! (O eso espero...)

 

lunes, 25 de marzo de 2013

ACOLCHADO A MÁQUINA


Seguro que has escuchado más de una vez que para acolchar a máquina hace falta un modelo de última generación, con un prensatelas específico y con la posibilidad de retirar los dientes de arrastre.
Esto mismo pensé yo cuando compré mi fantástica Bernina (que por lo visto ha quedado obsoleta, pero que me sigue dando buenos resultados....).
A día de hoy puedo asegurarte que esto no es cierto. Es verdad que si tienes un modelo mejor, será más cómodo y más fácil, digamos que es como con los coches, todos te llevan a tu destino, pero algunos se conducen mejor que otros.
Seguro que antes de invertir más de 2000 euros en una máquina de coser, (para acabar haciendo puntadas rectas) te interesaría aprender algunos trucos de acolchado con tu máquina, esa que parece que no sirve para nada porque no tiene prensatelas de acolchado libre ni de cuarto de pulgada.¿Realmente sabes que necesitas algo mejor sin haber probado antes a acolchar con ella?
 O si tienes una megasuperguay y te da un poco de miedo o no sabes ni por donde empezar....
¿Has hecho algún curso de acolchado a máquina pero cuando llega la hora de la verdad no sabes ni cómo colocarte?¿Crees que tu colcha de cama de 2x2 metros no te cabe debajo de tu máquina?
Para enseñarte un montón de trucos y demostrarte que el acolchado depende de la práctica y de la técnica y no tanto de la máquina te espero Aquí:


domingo, 10 de marzo de 2013

DESHOJANDO MARGARITAS

Lo quito, no lo quito. Publico, no publico.. y así he pasado los días, las semanas y los meses.

Una vez meditado y visto desde la distancia, el último pétalo me dijo que le diera otra oportunidad, así que, aquí estoy de nuevo, cogiendo carrerilla e intentando arrancar con la ilusión del principio.

¿Motivos? Tal vez muchos o tal vez ninguno... nunca se sabe...
Y tú ¿por qué tienes un blog?. Esta es la pregunta del millón.

Yo  lo empecé hace más de seis años, cuando no había tantos y cuando creía que tenía algo que aportar; ahora, sin embargo,  la mayoría de las veces encuentro un esfuerzo inútil publicar algo, me da la sensación de que está todo dicho. Porque ¿no es verdad que ser una bloguera también tiene su puntito de vanidad?. Aportamos (mejor dicho, aportáis o aportan) un millón de ideas y un montón de fotos con cosas ideales que a todas se nos antojan, pero, ¿cuántas personas están dispuestas a compartir?, ¿cuántas personas buscan la admiración y el aplauso de los demás sin estar dispuestas a ofrecer nada a cambio?


Yo no voy a negar que me gusta que me digan lo bonitas que son mis cosas, el primer y principal objetivo de un blog como este es mostrar mis labores.... labores que vemos una y mil veces repetidas en la blogosfera...

La parte positiva es que me he encontrado con personas maravillosas que me ha aportado más de lo que imaginaba, que pasan por aquí regularmente para ver si he vuelto y que serán las primeras en leer estas líneas. Solo eso pesa más que todo lo demás y merece la pena un esfuerzo por seguir adelante poquito a poco y aportar mi granito de arena porque si  una sola persona aprende algo de este blog, habré cumplido mi objetivo.
Ya veis que los cuarenta me han vuelto un pelín "rarita", pero mis manos siguen inquietas:

Un poquito de ganchillo,
 
Primeros pasos con el punto,


Por supuesto, el patchwork no falta nunca, últimamente con cositas infantiles.


Todo esto y mucho más iré contanto poco a poco.
Pero eso sí, como lo prometido es deuda, en la próxima publicación pondremos una cremallera con la máquina ¿te apuntas?

Como siempre: ¡¡Gracias por estar ahí!!



domingo, 4 de noviembre de 2012

DE PRINCIPIO A FIN

Esta ha sido nuestra receta para un feliz fin de semana lluvioso:

Primero me dijo lo que necesitaba: una funda para la carpeta.
Después el motivo principal: búhos...  porque dan suerte.
Y más tarde, nos pusimos manos a la obra:
 
Dibujamos y dibujamos hasta conseguir lo que nos gustaba.
 
 
Pasamos del blanco y negro a elegir los colores:
 



Mezclamos y mezclamos, buscamos y buscamos hasta encontrar las telas que más nos gustaron.

Un detallito por aquí, otro por allá...




Aquí ponemos el nombre, ahí un bordadito...

Mejor las patitas y las alitas las ponemos en relieve...

 
Y en el lateral ponemos alguna cosita mona también.





¡GENIAL!   ¡NOS HA QUEDADO MONÍSIMA!
 
 
 





 
¡HASTA PRONTO!